VUELTA AL COLE? ESTAMOS EN VERANO.

Seguimos con las colaboraciones de nuestros queridos adolescentes, que si en esta época del año no los colgasteis de un pino para que recojan piñones, no lo haréis en ningún otro mes. 
Esta es una visión particular de “vuelta al cole”.
“Hey, muy buenos
días / tardes / noches o cuando leáis esto. 
Quería hablaros sobre un tema que, para
desgracia de los estudiantes, ya está saliendo en los medios de comunicación:
la vuelta al cole.
Una cosa que pensada así a voz de  pronto, suena a terrorífico
y depresivo: otra vez a la rutina, otra vez a estudiar, otra vez tienes que
aguantar a ese profesor cansino o aguantar a ese compañero con severa pesadez mental que no te deja en paz por todo el día, porque encontró gracioso estar con tu nombre en la boca y te replanteas si cortarle en
cachos o en cubitos.
Algo más depresivo es que haya anuncios de vuelta al
cole en Julio, eso es motivo de mandar a una isla desierta a todos los encargados de marketing . 
Pero eso sólo es una cara de la moneda en las que todos se
fijan e ignoran lo que hay detrás: puedes reunirte con tus amigos de clase a
los que añoras tanto, porque en vacaciones se coordinan a la perfección para
cuando tú no estés fuera de la ciudad ellos estén de parranda en sus
respectivos pueblos, cuando tú te decides ir de vacaciones muerto del asco,
todos ellos vuelven de sus vacaciones, por lo que te deprimes el doble y acabas
encerrado en tu habitación con un paquete de cleenex. 
Volviendo al tema,
también está la vuelta a la rutina. Ya sé que anteriormente he dicho de que
esto es algo negativo, pero sólo lo es si piensas que es negativo. 
Me explico:
si en vez de pensar que la rutina te lleva a la monotonía y al aburrimiento,
puedes enfocarlo en un modo de centrarse, no perder el tiempo y organizarse
para no tener las típicas horas muertas de las vacaciones donde o bien no haces
nada o lo que haces no es productivo en lo más mínimo, lo cual te lleva a
plantearte la pérdida de tiempo ocasionada en todo el período que ha durado el
verano, lo que podrías haber hecho mejor o haber mejorado en lo otro, ponerte como
meta solucionar esos fallos, y dejarlos por pereza u otros motivos, como
siempre suele ocurrir. 
Además, en mayor o menor medida, no puedes decirle que
no a poder hablar con tus amigos durante la mañana cara a cara, aunque en
verdad debería estar atendiendo en clase, pero todos sabemos que no atendemos y
estamos demasiado ocupados socializando. 
Y no menos importante, siempre es
reconfortante ir a clase con un profesor que no sea un mero profesor, sino un
maestro, un apasionado por el trabajo que supone educar a toda una generación
de jóvenes que tomarán el relevo de la ciudad y la sacarán adelante. Aunque el
verano sea estupendo, tampoco es tan horrible ir a clases, si lo vemos desde un ámbito positivo es la vida, y es lo que toca en esta época de nuestra vida . 
A disfrutar.”